El Colectivo artístico “Los Comuneros” participan con personajes históricos.

El pasado 28 de agosto el colectivo de jóvenes Los Comuneros, estuvieron participando en la propuesta vive y explora el centro histórico de San Gil, liderado por el grupo de vigías de patrimonio cultural-Guanentá vive, reconocido por el ministerio de cultura, convocatoria apropiación del patrimonio cultural en espacios públicos.

Los personajes que estuvieron presentes fueron: Josefa Acevedo de Gómez escritora colombiana; Joseph Antonio Velázquez subillaga sacerdote y terrateniente; Pedro Fermín de Vargas padre de la economía; Antonio Nariño político y militar y una campesina. Cada personaje se encontraba en un punto específico. El recorrido iniciaba en la capilla de San Fráncico luego pasaban a la casa de El Común, en este punto los recibía el personaje de Josefa Acebedo quien daba a conocer la importancia de conservar las casas de patrimonio arqueológico, casas que son patrimonio histórico, que conservan muchas historias de las personas que han pasado, son historia y una tradición digna de conservar, son una importancia cultural; la casa de El Común fue escogida para este recorrido por su experiencia positiva evidenciando de que si se pueden hacer restauraciones de manera adecuada siendo un ejemplo para los demás ciudadanos.

Una vez los participantes apreciaron y exploraron la casona se dirigieron al siguiente punto, allí los esperaba José Antonio, quien compartió una pequeña historia de su personaje y como se realizó la construcción de la catedral, posteriormente se dirigieron al monumento de El Cacique Guane, en este punto los participantes eran recibidos por el personaje de una campesina, quien con su hablado fuerte y golpeado les compartió la historia de los indios Guanes.

El recorrido finalizaba en La casa de la cultura en este punto los recibió los recibió pedro Fermín de Vargas y Antonio Nariño. Esta actividad fue una experiencia maravillosa para los personajes y participantes. El objetivo de esta actividad fue generar conocimiento, reconocimiento y apreciación del centro histórico de San Gil y sus características identitarias por parte de los habitantes del municipio para sensibilizarlos sobre su cuidado y protección. 

Los jóvenes del colectivo por medio de la expresión teatral dieron a conocer de una forma creativa y dinámica la riqueza cultural, el patrimonio material e inmaterial de San Gil; alegría, asombro, inquietud y agradecimiento se pudo notar en el rostro de cada uno de los participantes, quienes vivieron la experiencia de ser turistas de su propia historia.