UNIDADES PRODUCTIVAS CON BIODIGESTORES

Desde el 2018  venimos impulsando en El sur de Santander y la provincia García Rovira  la estrategia tecnológica de unidades productivas con biodigestores. Este proceso se ha podido llevar a cabo por una unión de esfuerzos con la Asociación de Organizaciones Campesinas y Populares de Colombia El Común y otras organizaciones que han apoyado este proyecto tecnológico con comunidades campesinas en pro de la soberanía energética y alimentaria.

Un Biodigestor es un reactor cerrado, que es anaeróbico en donde hay un grupo de bacterias metanogénicas que producen Biogás, mediante la  transformación de los residuos del estiércol de cerdos, de  bovinos, de humanos,  o de  residuos orgánicos crudos  domiciliarios, que enriquecen el proceso de digestión para producir el Biogás y el efluente que es un abono liquido de altísima calidad, donde los nutrientes se hacen más disponibles para los cultivos.

La biodigestión anaeróbica es un mecanismo para dar soluciones a diferentes niveles y en diferentes lugares haciendo aportes a la preservación del medioambiente por medio de: Reciclaje de desechos producidos en actividades humanas y de la producción animal. Producción como resultado del proceso de biodigestión de productos valiosos: El biogás como fuente de energía directa mediante la combustión o generación de energía eléctrica y fertilizantes: el efluente o Biol y el sedimento y nata acumulado en el biodigestor denominado biosol. El uso de biodigestores propicia la conservación ambiental (suelo, agua, aire)mejorando la salud y el bienestar de las comunidades además de contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero.

Esta estrategia está acompañada de capacitaciones iniciales a las familias campesinas beneficiarias en temas como alimentación animal a partir del forraje, usos del efluente y  Biogás y el Manejo técnico de los cerdos, con el fin de garantizar que los beneficiarios le den un uso optimo a las unidades productivas.

Con estas unidades productivas nuestros campesinos han tenido la posibilidad de tener gas para cocinar, además de tener el abono líquido para los cultivos, y de reactivar la economía con los cerdos y a futuro empezar a integrar las actividades agrícolas y pecuarias en la finca. También es un beneficio social porque integra a la comunidad, este es un proceso que hemos impulsado con La Organización EL Común, y hasta el momento a beneficiado a mas de 1000 familias y cerca de 6000 campesinos directamente. Te invitamos a conocer esta iniciativa.